RESTOS CERÁMICOS DEL CERRO DE SANTA LUCÍA

    Tras el comienzo de las obras en 2008 y su posterior paralización, una compañera de la Asociación recogió varios restos cerámicos que fueron mucho más visibles por las lluvias de los meses posteriores. Estos restos cerámicos eran una serie de recipientes contemporáneos y una olla que, desde un primer momento y por su experiencia de excavación en el yacimiento de la Edad del Bronce del Cabezo Redondo (Villena), pensó que se trataba de un resto cerámico de esa cronología.

 

   Hace unos días, el arqueólogo que realizó la carta arqueológica de Ibi, J. Lajara, catalogaba todos los restos cerámicos hallados en el cerro de Santa Lucía y llegaba a la misma conclusión con respecto a este recipiente. Se trata, pues, de una olla de cocina de 14,6 cm de altura; con 12,4 cm de diámetro de borde y 7,8 cm de diámetro de base. Es de pasta basta y cocción reductora y presenta unas perforaciones (concretamente 2 al faltar parte de la boca) y carece de asas (Lajara, informe de restos hallados en el Cerro de Santa Lucía). La cronología es de la Edad del Bronce y al ser, posiblemente un resto de uso cotidiano, puede llevar a pensar a que se desprende de un lugar de hábitat o asentamiento aunque es aventurarse demasiado puesto que se necesitaría para ello un estudio de la zona. Por otro lado, no hay que olvidar que en la misma carta arqueológica, Lajara habla de un posible asentamiento en el cerro en la Edad del Bronce.

Anuncios