EDIFICIO nº 2 DEL CARRER MAJOR

En un estudio de 1974, se marcó más o menos los límites de crecimiento que se habían producido a lo largo de la historia del municipio de Ibi. Hoy en día, parte de las casas más singulares que tenemos aún en el casco antiguo del municipio siguen en pie, mientras que otras están fuera de lo que Casado consideró en su momento como zona más antigua.

Desde la Asociación, partiendo de uno de los objetivos que nos marcamos desde que nos pusimos en marcha, hemos recogido información de varios edificios singulares y que tienen una historia que hemos recopilado en el Archivo Municipal. Uno de ellos, es el que presentamos a continuación. El nº 2 del Carrer Major.

En cuanto a planos del municipio, hemos de decir que no encontramos un mapa cartográfico hasta 1897, momento en el que aparecen mapas incompletos de la población y en los que fata numerosa información. No será hasta bien entrado el s. XX que encontremos mapas más abundantes y más completos. Por otro lado, la calle tiene poca variación nominal a lo largo del tiempo. De hecho, el único cambio que se produce en su nombre es tras la Guerra Civil que pasa de Calle Mayor a Calle Jose Antonio hasta prácticamente entrada de nuevo la democracia. En cuanto al nombre de la plaza donde se encuentra el edificio, ha tenido varios nombres: plaza de la Villa o plaza de les Corts entre otras.

La información que encontramos con respecto al edificio se remonta a mediados del s. XIX, llegando incluso a principios de este siglo. La edificación es prácticamente la misma salvo que la monumentalización de la fachada todavía no es la que nos ha llegado. Este edificio es singular por dos motivos. Por un lado, el hecho de que es el edificio que se encuentra en la plaza donde se ubica el Ayuntamiento (actualmente el archivo municipal) y, por otro, por haber tenido en sus bajos la famosa tienda de tejidos “El Sol”, que se anunciaba en el libro de Fiestas de 1931 y que podría ser el motivo de la monumentalización de la fachada o, simplemente, la adecuación de los bajos del edificio para la apertura de la tienda.

También es singular por el hecho de que está registrado un litigio por parte del terreno que se había cedido a la plaza y que se pretendería recuperar años más tarde por parte de la familia que era dueña del edificio para hacerle una reforma. Este litigio llegaría a durar varios años y se extendería hasta la propia Diputación de Alicante. Huelga decir que fue la familia propietaria quien lo ganó.

Anuncios

1 comentario

  1. Raul Perales said,

    5 noviembre 2010 a 14:12

    A lo largo de los años en Ibi hemos perdido edificios singulares tremendamente valiosos que no supimos conservar.
    De los que todavían quedan, hay algunos de ellos que presentan un estado evidente de abandono, qué lástima, con la vistosidad que darían al casco antiguo. Es el caso de la casa del Dr. Anguiz, o la 1ª sede de la Cooperativa en la calle Mayor, por poner solo un par de ejemplos.
    Interesantísima entrada la que planteas. Ánimo y a seguir así.
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: